Aislamiento del idioma afecta la salud de los mexicoamericanos

MÉXICO.- Una investigación desarrollada por la University of Georgia plantea que los mexicoamericanos de edad mayor, habitantes de vecindarios de bajo nivel de habla inglesa tienen un mayor riesgo de padecer problemas de salud e incluso muerte prematura. Esto se debe a que las barreras del idioma pueden llegar a ser un impedimento y las personas no hablantes del idioma de la región tienen menos probabilidades de buscar atención médica. 


Asimismo, la deficiente información en materia de salud para aquellos quienes no manejan el inglés provoca retrasos en el cuidado y detección de enfermedades crónicas y mortales, según señala el estudio. Inclusive, expertos relacionan al aislamiento del idioma con problemas de salud mental y puntualizan que dichas dificultades se agravan a medida que envejecen los no hablantes del idioma. Kerstin Emerson, coautora del análisis y profesora en el Instituto de Gerontología de la UGA, comentó en un artículo: "No muchas investigaciones han analizado el vínculo entre el aislamiento del idioma y los resultados de salud de los adultos mayores hispanos". También agregó que un vecindario completo lingüísticamente aislado puede resultar gravemente afectado en cuestiones de bienestar físico y mental. "Comprender el riesgo a nivel comunitario es vital para crear intervenciones de salud públicas efectivas, las cuales se centren en mejorar la calidad de vida de las poblaciones", precisó Emerson. 

De igual manera detalló; las estadísticas del estudio arrojaron, los mexicoamericanos de edad avanzada son aquellos que tienden a tener un menor dominio del idioma inglés, en comparación con otros grupos latinos. Los investigadores analizaron para esta observación el conjunto de datos de poblaciones hispanas establecidas para los estudios epidemiológicos de los ancianos. En dicha encuesta participaron más de mil cien mexicoamericanos de 65 años y mayor edad, los cuales son habitantes de cinco estados distintos de Estados Unidos. 


Bajo este contexto, dicho sondeo rastreó factores demográficos y de salud personal, según explicó Donglan Zhang, otro de los autores. "Controlamos factores de nivel individual, como su estado de tabaquismo y consumo de alcohol porque estos comportamientos contribuyen a la mortalidad. También las tasas de pobreza de la comunidad están altamente correlacionadas con los índices de defunción de la población de edad adulta", especifica el profesor. Zhang añadió que además de los factores anteriores, habitar en una comunidad lingüísticamente aislada predice significativamente aún más la mortalidad. El experto señala que los mexicoamericanos de la tercera edad habitantes de dichas comunidades aisladas, tienen 1,25 más probabilidades de fallecimientos, en comparación con la demás población.