Publicación Mensual
Para todo el Sur Centro de Georgia 

Trabajando para traer noticias e información pertinente a todos los lectores.

EE.UU. valora nuevas separaciones de familias migrantes, dice el Post

Washington, 12 oct  La administración estadounidense considera planes para separar de nuevo a padres e hijos migrantes en la frontera, con la esperanza de revertir el gran número de familias que intentan cruzarla ilegalmente, difundió hoy The Washington Post.
El diario citó varios funcionarios con conocimiento directo del tema, quienes le informaron que una alternativa sería detener juntos por 20 días a integrantes de familias que buscan asilo.
Luego los padres deberían escoger entre quedarse en la detención familiar con su hijo durante meses o años, a medida que avanza su caso de inmigración, o permitir que los niños sean llevados a un refugio del Gobierno para que otros familiares o tutores puedan solicitar la custodia.
Esa opción, llamada 'elección binaria', es una de las muchas que se están considerando en medio de la frustración del presidente, Donald Trump, por la seguridad en la frontera, indicó el medio.
La publicación recordó que el mandatario republicano no ha podido cumplir su promesa de construir un muro fronterizo y poner fin a lo que él llama 'captura y liberación', un proceso aplicado por administraciones pasadas en el que los detenidos son liberados para esperar audiencias de inmigración.
Funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) citados por el periódico señalaron que la cantidad de miembros de familias arrestados y acusados de cruzar ilegalmente la frontera con México aumentó un 38 por ciento en agosto y ahora se encuentra en un nivel récord.
Integrantes de la administración manifestaron al Post que no planean reactivar las caóticas separaciones forzadas llevadas a cabo en mayo y junio, a partir de las cuales más de dos mil 600 menores fueron sacados del lado de sus padres.
Sin embargo, dijeron que se sienten obligados a hacer algo, y apuntaron que el asesor de la Casa Blanca Stephen Miller aboga por medidas más duras porque cree que las separaciones de esos meses funcionaron como un elemento disuasivo eficaz contra los cruces ilegales.
Las entradas de indocumentados disminuyeron ligeramente en mayo, junio y julio, antes de volver a incrementarse en agosto, y se espera que los números de septiembre sean aún más altos.
Pero tales divisiones familiares provocaron gran indignación nacional e internacional, lo cual obligó a Trump a firmar una orden ejecutiva para ponerles fin, y llevó a un juez a obligar al ejecutivo de que reunificara a los pequeños con sus progenitores.
Según el periódico, mientras que algunos dentro de la Casa Blanca y el DHS están preocupados por la óptica y el costo político de nuevas separaciones, Miller y otros están decididos a actuar.
Ha habido varias reuniones de alto nivel en la mansión ejecutiva durante las últimas semanas y la opción de 'elección binaria' se ve como una que podría probarse con bastante rapidez, agregó el medio.
agp/mar/cvl 

El papa expulsa a otros dos obispos chilenos por abuso sexual a menores

El papa Francisco anunció este sábado la expulsión de otros dos obispos chilenos por abuso sexual a menores al término de un encuentro en el Vaticano con el presidente de Chile, Sebastián Piñera, en un nuevo gesto para acabar con la pedofilia en la Iglesia.

Con una nota oficial, el Vaticano anunció que los obispos Francisco José Cox Huneeus, arzobispo emérito de La Serena, y Marco Antonio Órdenes Fernández, emérito de Iquique, fueron expulsados del sacerdocio, el mayor castigo que puede aplicar la iglesia católica.

Los obispos fueron "dimitidos" del estado clerical "como consecuencia de actos manifiestos de abusos a menores", precisó en un comunicado la Santa Sede, que cita un artículo específico del documento "Sacramentorum Santitatis Tutela"

La decisión fue adoptada por el papa el pasado jueves 11 de octubre y "no admite recurso", sostiene la nota que indica que los dos obispos fueron informados en sus respectivas residencias por sus superiores.

El anuncio, hecho con ocasión de la visita del mandatario chileno al Vaticano, ha sido interpretado como un mensaje concreto de que el pontífice está empeñado en aplicar con firmeza la "tolerancia cero" contra la pedofilia en ese país.

El tema fue abordado por los dos líderes durante la reunión en la biblioteca privada del papa, según reconoció el mandatario chileno en declaraciones a la prensa a las afueras de la plaza de San Pedro.

"Tuvimos una muy buena y franca reunión con el papa Francisco. Conversamos sobre la situación difícil que vive en este momento la Iglesia en Chile. Compartimos la esperanza de que la Iglesia pueda vivir un verdadero renacimiento y recuperar el cariño y la cercanía de pueblo de Dios", afirmó Piñera que se negó a responder a las preguntas de los periodistas.

- "La dolorosa herida de los abusos" -

Por su parte el Vaticano reconoció en una nota oficial que los dos líderes abordaron "la dolorosa herida de los abusos a menores", subrayando "el compromiso de todos en la colaboración para combatir y prevenir la comisión de estos crímenes y su ocultamiento".

El pasado 28 de septiembre el papa expulsó del sacerdocio al influyente religioso chileno Fernando Karadima, de 88 años, formador de varios obispos.

Francisco está empeñado en la limpieza de la Iglesia chilena, azotada por las denuncias de abusos sexuales a menores y ha cesado hasta ahora a nueve obispos.

En mayo pasado los obispos chilenos, más de una treintena, presentaron su renuncia en bloque tras reunirse con Francisco.

La fiscalía chilena investiga a más de un centenar de obispos, sacerdotes y laicos como autores o encubridores en casos de abuso sexual a menores y adultos que se extienden por casi seis décadas, y solicita información sobre estos al Vaticano, tema sobre el que Piñera no quiso pronunciarse.

Además del delicado tema de la pedofilia, Piñera, que se reunió también con el número dos del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado, abordó otro asunto espinoso, como el pedido de Bolivia de tener una salida al mar.

"Con Parolin profundizamos sobre el tema de Bolivia y reiteramos la posición permanente de Chile, de buena voluntad y de diálogo, pero de respeto al derecho internacional, a la historia, a los tratados y a la soberanía que Chile siempre ha tenido", afirmó Piñera.

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) estableció el 1 d octubre tras años de deliberaciones que Chile no está obligado a negociar con Bolivia sus pedidos de acceso al mar.

El asunto había irritado a la diplomacia chilena después de las declaraciones del papa durante su visita a Bolivia en 2015, en la que habló en público de los anhelos de los bolivianos de contar con una salida al oceáno Pacífico, lo que fue considerado como un apoyo abierto a los pedidos de los bolivianos.

Durante su gira a Europa, iniciada el pasado 5 de octubre y que se concluye este sábado, Piñera reiteró que el fallo de la CIJ no obliga a su país a negociar, y pidió a La Paz que respete esa decisión así como el tratado de 1904 que definió la frontera binacional, tras la guerra de fines del siglo XIX.